domingo, 26 de febrero de 2012

Análisis de “Diciembre” – Parte 1

Cuando se acabe este rock –

Análisis de “Diciembre” (Leiva) –

Parte 1


Lo prometido es deuda. Aquí traigo la columna musical que le prometí a Aidita (SweetRikku), donde comienzo con un cantante que sé que a ella le gusta, y su nuevo disco lleno de rock clásico.

Más de medio año después de que anunciaran su separación temporal, Rubén y Leiva sacan disco cada uno por su lado. En este caso, tras el éxito de “Aviones”, Leiva acaba de lanzar “Diciembre”, titulado así según él por “el año que ha vivido, un año que ha ido de Diciembre a Diciembre, muy jodido”.

Para ello, ha reunido a su vieja banda, añadiendo a su hermano Juancho (del grupo Sidecars), a Sara Íñiguez (del grupo Rubia) y un par de instrumentos de viento.

Los enlaces para el disco son los siguientes:

A continuación, el análisis canción a canción de este gran álbum:
  1. Nunca nadie.


Letra:

Hoy no voy a ser, quien quieres
no tengo miedo voy a saltar,
tus caballos me escupen
los míos vuelven a frenar.
Nunca nadie, supo, la verdad.

Voy a morder tus balas
no voy mas lejos, entiéndelo ya
nos miramos con lupa
pero sigo viéndote brillar.
Nunca nadie, supo, la verdad.

Que los vientos no traigan
siempre un nudo en la garganta
para ya, ya, ya, ya, ya, ya...
que te vas a quedar en nada,
que te vas a quedar en nada,
que te vas a quedar sin nada...
cuídalo bien.

No voy a soplar las velas
hoy vengo muerto y quiero gritar
los veranos, en ruta,
me salvan otro año mas.
Nunca nadie, supo, la verdad.

Todos tus pasos son mis alas
tus anhelos cada una, de mis taras,
hay una luz, viene hacia aquí...
cógela al vuelo.

Que los vientos no traigan
siempre un nudo en la garganta
para ya, ya, ya, ya, ya, ya...
que te vas a quedar en nada,
que te vas a quedar en nada,
que te vas a quedar sin nada...
cuídalo bien.


Análisis:

La canción empieza con unas guitarras acústicas muy potentes, y al momento aparecen todos los demás instrumentos como un huracán. Esto es el llamado “muro de sonido” que cada vez más se utiliza para crear una sensación de “sonido de fondo” continuo durante toda la canción. Se nota claramente el gran acierto que ha sido incluir los vientos y metales.

La letra va dirigida claramente hacia alguien en un texto amargo, donde se canta “que los vientos no traigan siempre un nudo en la garganta”. La misma onda de “Aviones” se nota desde lejos, pero me reitero en el gran acierto de incluir los nuevos instrumentos, que aparecen todos en el videoclip.
  1. EME.


Letra:

Eme, cuando se ponga el sol voy a despedirme.
Será como un collage lo que tuvimos.
Eme, cuando se ponga el sol voy a destruirlo.
Borrarme la señal de tus colmillos.

Me dejaste el cuerpo fuera, y la cabeza entera,
guardadas cerca entre tus trofeos y tus medias.
Mira y ahí te espero fuera.

Eme, cuando te meta un gol voy a ser un killer,
que todo el Calderón me lo chille.
Eme, cuando se acabe este rock,
cuando cometa un crimen,
cuando nos queme la ambición.

Me dejaste el cuerpo fuera, y la cabeza entera,
guardadas cerca entre tus trofeos y tus medias.

Meneaste las caderas
y me clavé la sierra
que se colaba entre tus palabras y mis letras.

Ey, y ahí te espero fuera;
ya sé que todo está de más,
y sé como es de grande,
la culpa pesa un kilo más para el que parte.

Me dejaste el cuerpo fuera, y la cabeza entera,
guardadas cerca entre tus trofeos y tus medias.
Ahí te espero fuera.
Te espero fuera.

Análisis:

El segundo tema es Eme, una pieza de aire rock, corta y fantástica, donde Leiva parece tener a toda la banda tocando a sus espaldas, con saxos y trompetas fuertes. Se deja escuchar estupendamente, no le falta de nada.

El videoclip muestra las últimas horas de una marioneta (Leiva) que canta desesperado a lo que perdió, con un tono bastante siniestro y trágico final, marcándole un gol tanto a ella o como a sí mismo.
  1. 92.



Letra:

Caímos en el incendio,
El mismo verano los dos,
La feria reúne los viejos
Colegas del 92.

El alma volcada en espejos,
La piel en un revolcón,
A veces solo silencios,
A veces como un ciclón.

Y el tiempo nos juntó,
Para luego separarnos,
Cómo decir que no
Vamos a matarnos.

Morimos en el intento,
Ardiendo en conversación,
La magia te quema los huesos,
Septiembre del 92´.

Te veo en los sucesos,
El Buitre clava otro gol,
A veces sobran reflejos,
A veces falta valor.

Y el tiempo nos juntó,
Para luego separarnos,
Cómo decir que no
Vamos a matarnos.

Y el tiempo nos juntó,
Para luego separarnos,
Cómo decir que no,
Si nadie va a salvarnos.

Y el tiempo nos juntó,
Para luego separarnos,
Cómo decir que no
Vamos a matarnos,
Matarnos,
Matarnos,…


Análisis:

El puntazo más rock del disco, rápido, energético, urgente, un cañonazo (el tema más corto del disco) que, según Leiva, surgió cuando leyó en un periódico una noticia en la que dos chavales de Portugal pasaron un verano loco que acabó en una tragedia. Una bomba con dosis de melancolía.
  1. Miedo.



Letra:

No me dejes pasar,
te puedo lastimar,
no confies en mi interior,
soy un depredador.

Un impulso vital,
una mirada espacial,
me atropellas sin corazón,
tienen toda la razón.

No te ensañes conmigo,
no decidas por mi,
no te agarres a mi cuerpo
que te crece la nariz.

Tengo miedo, miedo, miedo, miedo,
no me gusta pensar que te tengo miedo,
pero tú por favor...no me tengas miedo.

No me dejes hablar,
te puedo desarmar,
no me digas lo que es mejor,
lo de ciencia ficción.

Y en la recta final,
bailaremos sin igual,
como dice nuestra canción,
bailalo con amor.

No te ensañes conmigo,
no decidas por mi,
no te agarres a mi cuerpo
que te crece la nariz.

Tengo miedo, miedo, miedo, miedo,
no me gusta pensar que te tengo miedo,
pero tú por favor...no me tengas miedo.

Tengo miedo, miedo, miedo, miedo,
no me gusta pensar que te tengo miedo,
pero tú por favor...no me tengas miedo.

Parararará parararará...
parararará parararará...
papapapararará...
papapararará...

Parararará parararará...
parararará parararará...
papapapararará...

Tengo miedo, miedo, miedo, miedo,
no me gusta pensar que te tengo miedo,
pero tú por favor...no me tengas miedo,
no me tengas miedo,
no me tengas miedo,
no me tengas miedo.


Análisis:

Una pieza diferente, lo que más le aleja de sus anteriores trabajos, pero un tema importante. Tras el contundente principio del disco, “Miedo” cambia la onda con unos arreglos vocales con coros y metales diferentes. Aquí acaba una abertura de disco de las mejores que ha habido últimamente.

Se trata de un tema funk-rock con unas guitarras con ritmo y “zumbidos”. El SweetRikku comentario de esta canción es que “raya porque dice muchas veces ‘miedo’”, pero el tema en directo tiene que ganar mucho.
  1. Aunque sea un rato.


Letra:

Fue un final, vivo y no lo puedo escuchar,
los días escapan….las nubes se van
Si alguna vez fui un rayo y no te supe esperar,
maldigo mi suerte….me quiero matar

Las victorias nunca pasan por mi lado,
las promesas y las dudas en el mismo trago,
necesito acertar aunque sea un rato

Piel de huracán, debemos apostarlo al billar
hagamos un trato lo dejamos igual,
si alguna vez fui un loco que te quiso cambiar….
que no se te ocurra, encenderlo más!

Las victorias nunca pasan por mi lado,
las promesas y las dudas en el mismo trago,
necesito cerrar aunque sea un rato,
ponte en mi lugar, aunque sea un rato

Y mientras por aquí, llueve a todo trapo,
pero siempre afloja el temporal,
aunque sea un rato, aunque sea un rato,
aunque sea un rato.


Análisis:

La principal balada del disco, donde se cuentan verdades tristes, pero que alegran los corazones. Un medio tiempo delicado que arranca con un piano y una letra cuidada que desvelan una historia de ruptura con cierto cargo de conciencia. El momento que hace que todo el mundo saque sus mecheros (o a falta de fuego, la luz del móvil).
  1. Éxtasis.


Letra:

El universo es para mi un feo 
lugar para olvidarte.
Me juego el todo por 
el todo al negro,
prometí no volver a quedar.
Miento desde pequeño
y cada vez lo hago con más arte, 
espíritu de los toreros,
 con el toro delante.
Palabras como en estocadas, 
caballos salvajes arrasan
 las madrugadas.

Aún recuerdo, 
cuando estábamos en éxtasis, 
en éxtasis, aún recuerdo, 
cuando estábamos así.
Sigo tocado y apagando fuegos, 
en ninguna parte.
Derribo todo y me hago tan pequeño,
 prometí no volver a remar.

Me quedo en el infierno 
y cada vez muero un poco antes, 
espíritu de los toreros, 
con la fiera delante.
Palabras como en estocadas, 
caballos salvajes,
 entrando en las madrugadas.

Aún recuerdo, 
cuando estábamos en éxtasis, 
en éxtasis.
Aún recuerdo, 
cuando estábamos así.
Cuando estábamos así, 
cuando estábamos así.
En éxtasis, En éxtasis. 
Aún recuerdo,
 cuando estábamos así.


Análisis:

Un tema que sigue el estilo del disco, haciendo referencia a tiempos pasados y mejores sin mucho que decir, con vientos que rellenan los huecos entre versos. De nuevo, tiene pinta de sonar fuerte en el directo.
  1. Penaltis.


Letra:

No era la luz del sol, no era mi fantasía. 
no eran los cuervos negros ni la policía.
No había sensación de malestar aquel día,.
No era tu intención joderme la vida.

Las cosas fáciles se vuelven tan difíciles.
La mierda casi muerde ya la superficie.
Las sensaciones son claras, 
Mamá me vuelvo a casa con los demás.

Era el aliento lo único que cabía
 entre nosotros dos.
En los penaltis somos,
 parecidos en todo.
Los malos momentos son, 
las emociones salvajes. 
Semáforo abierto y yo..
vuelvo a dejar que pases.

No era la religión, no era la mercancía, 
no eran mis calentones ni tu medicina.
No me distes plantón ni calidad de vida.
Fuimos portada en los pocos días.

Las cosas fáciles se vuelven tan difíciles, 
la mierda casi flota ya en la superficie.
Las previsiones son malas. 
Mamá me vuelvo a casa con los demás.

Era el aliento lo único que cabía 
entre nosotros dos.
En los penaltis somos,
 parecidos en todo.
Los malos momentos de hoy 
son las emociones salvajes. 
Semáforo abierto y yo,
 vuelvo a dejar que pases...

Los malos momentos de hoy,
 las emociones salvajes. 
Semáforo abierto y yo, 
vuelvo a dejar que pases.

Vuelvo a dejar que pases
Vuelvo a dejar que pases
Y yo vuelvo a dejar que pases...


Análisis:

Protagonizada por las guitarras eléctricas (vuelve el sonido stoniano), “Penaltis” es el rocanrol del disco, el tema bailable. Aquí desaparecen los vientos y vuelven las referencias futbolísticas.

Se trata de la canción más Pereza de “Diciembre”. Primero habla de los momentos buenos de cierta relación (“me van los calentones y tu medicina”), luego trata los malos (“las cosas fáciles se vuelven tan difíciles, la mierda flota ya en la superficie), y termina lanzando una moneda al aire esperando ver qué pasará (“en los penaltis, amor, va a decidirse todo”).


¡Pronto, la segunda parte!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...